24 de March del 2016

El esperpento ataca de nuevo

La hipnosis es una técnica muy eficaz y bastante poco, casi nada, conocida incluso por pseudo-profesionales y tanto mas por el gran público. Programas esperpénticos como el de Antena3 solo hacen que aumentar de forma exponencial el desconocimiento que se tiene y apartar a posibles usuarios de someterse a la técnica que podría resolverles sus problemas pero mo de la forma que se muestra.

Imagino que todo está guinizado y preparado, comenzando por utilizar a las personas mas sugestionables y que desean, además, disfrutar de sus minutos de gloria televisiva nacional, sometiémndose a las tropelias que se le ocurra al supuesto hipnotizador. Hay que asegurar que cualquier sugestión que vaya en contra de los códigos éticos y/o morales del sujeto actuante no van a producir efecto alguno porque simplemente su mente los rechaza. Otra cosa es provocar algo de ridículo o sorpresa pero que no va a pasar de ahí, para el general jolgorio. Es la cosa mas tonta que se puede uno echar a la cara, pero claro, para eso hay que conocer la hipnosis que es exactamente lo contrario de lo que jocosamente se muestra en ese programa bodrio.

Lo que mas me llama la atención es que se puedan montar esas historias de vodevil y nunca se pretenda ni se intente presentar algo serio realmente de la hipnosis, en su vertiente de intervención para resolver problemas de todo tipo nerviosos y/o mentales. Es impensable que un cirujano opere en un plató, a modo de exhibición, pues también debería ser impensable que se haga hipnosis de forma nada ortodoxa y ocultando el trabajo previo ineludible para que todo salga como "previsto".

Lo malo es que el nombre coincide, pero nada mas. Todo lo demás es una lamentable y desafortunada coincidencia que no lleva a ningún lado. Es puro show, preparado, guionizado y quizá hasta ensayado. Nada en absoluto de la aplicación de la técnica se muestra ahí ni coincide ni se parece.

Por favor, ni se les ocurra pensar que una intervención con hipnosis es algo parecido o que hay cosas que pudieran ser asimilables, ni de lejos no hay nada similar.

Que pena de espacio.