Cesación de fumar PIPA

El método PIPA para dejar de fumar

Este método surge por la idea de mi compañera Mercedes Santos que desarrolla un método para auto-hipnosis y que con su consentimiento me permití hace años completar para realizarlo en sesiones normales de gabinete.

El nombre viene dado, medio en broma medio en serio, por el acróstico de las iniciales de Protocolo de Intervención Para Adicciones.

Este método es aversivo, acetilcolínico puro y con especial afectación a la llamada a la histamina, antagónista principal de la dopamina, causante de las adicciones, y está en unos niveles de eficacia elevadísimos, en el entorno del 85 %, para sesiones individuales en consulta. Nunca se hacen sesiones grupales por la simple razón de cada persona es diferente, reacciona diferente y debe recibir el tratamiento personalizado que está pagando, lo que incluye distintos parámetros a considerar ya sean previos o durante a la sesión de hipnosis clínica.

El proceso en estado de focalización dura como 40/50 minutos, dependiendo de las características de cada paciente.

El único requisito previo, y que se enfatiza y repite para no dejar a dudas, es que la persona esté convencida de que quiere dejar el tabaco, que debe dejarlo, aunque no sepa cómo o no se capaz de dejarlo.

Si lo que se intenta es que alguien le arrebate a uno el tabaco, preferiblemente en estado de hipnosis como si esta fuera una especie de anestesia mental, esto no funciona. Tampoco se conoce ninguna técnica que pueda conseguir que alguien haga algo que realmente no desea, puesto que no existe nada que pueda lograrlo.

En la actualidad ya está diseñado otro protocolo basado en este pero dirigido a la cocaína y que, por extensión, podría resultar útil para otras drogas mayores. Ya se han realizado algunos tratamientos con buenos resultados, pero son muy pocos aún para poder elaborar datos estadísticos fiables.

REF: 012 // Stock: Disponible